6 mar. 2011

Las tóxicas declaraciones del gobernador Hermes Binner



El pasado viernes 25 de febrero, el gobernador de Santa Fe, doctor Hermes Binner, realizó una serie de declaraciones radiales en las que se refirió a las fumigaciones con glifosato, pidiendo “desmitificar” su toxicidad y aduciendo que su “uso racional” puede convivir con la “protección de la salud”.
En el marco de la reciente resolución de la Justicia de San Jorge, al oeste de la provincia de Santa Fe, en la que se ratificó el fallo que hace dos años puso coto a las fumigaciones a no menos de 800 m para las terrestres y de 1500 m para las aéreas, el gobernador de la provincia salió a marcar la cancha, a sentar posición de cara a las elecciones de este año frente a los grupos sojeros que desde hace más de una década contaminan y destruyen la tierra con su modelo biotecnológico a base de agrotóxicos y semillas modificadas genéticamente.
El gobernador apuntó que “hay que desmitificar sobre las cuestiones tóxicas de este producto. Usado convenientemente, y regulado de acuerdo a lo que se quiere realizar, puede convivir perfectamente con el uso racional y la protección de la salud”. No hay lugar para dobles interpretaciones: la clara defensa de un supuesto “uso responsable” o “racional” de un producto ya ampliamente catalogado como altamente tóxico por estudios de la OMS lo posicionan sin titubeos del lado de las corporaciones sojeras.
Por si quedara alguna duda al respecto, el gobernador “socialista” se refirió también a las innumerables denuncias de cáncer, malformaciones y otros problemas sanitarios ocasionados por la fumigación con agrotóxicos, aduciendo que “surgen siempre denuncias de que hay más casos de cáncer, y si vamos a las estadísticas eso no está. Hay que ver claramente cuál es el beneficio y el perjuicio que provoca [el glifosato], y [si] el menor perjuicio a la salud justifica el no uso ante el mayor beneficio económico que puede producir el producto”.
El señor gobernador, médico especialista en medicina del trabajo, parece haber olvidado su antigua profesión. Claro, tantos años en el poder, primero como intendente, luego como gobernador, confunden al más pintado. Está más que claro: la salud de la gente puede esperar, puede ponerse en riesgo (un riesgo “menor”) si el beneficio que tributa el modelo productivo es “mayor”.
La defensa de la salud es un derecho irrenunciable de los pueblos. El derecho a un ambiente sano, con prácticas económicas sustentables y respetuosas de la vida y la cultura de sus habitantes son derechos consagrados nacional e internacionalmente. Y evidentemente, sólo los pueblos podrán defenderlos, manifestándose y repudiando este modelo de exclusión y muerte, proponiendo otros modos de producción alternativa, con una relación más armónica con la naturaleza, y que incluya a las inmensas mayorías desempleadas y hambrientas que año tras año son expulsados del campo.

Llamamos a repudiar los dichos del señor gobernador Dr. Hermes Binner y a sus aliados políticos, denunciando su abierto posicionamiento a favor del modelo agro-biotecnológico y de los intereses corporativos que a éste impulsan.
Denunciamos también la complicidad de los grupos opositores, que hasta el momento no se han pronunciado coherentemente a favor de la salud de los pueblos fumigados, jugando un papel meramente funcional al modelo sojero y sus bondades tributarias.

¡Paren de fumigarnos, paren de rematar la salud del pueblo santafesino!

¡Por un modelo agrario inclusivo, democrático, diversificado y sustentable!

¡Basta de hambre, miseria y sojización! ¡No al saqueo y la contaminación!

No hay comentarios:

Publicar un comentario