9 abr. 2011

LOS AGRONEGOCIOS NOS RE-MATAN


Repudiamos el remate del primer lote de soja de la temporada 2010/2011


Ante el remate del primer lote de soja del año, que se llevará a cabo en la Bolsa de comercio de la ciudad de Rosario, en la provincia  sojera por excelencia, convocamos a repudiar este símbolo del modelo agroexportador de explotación, contaminación y saqueo.
Queremos denunciar que la soja nos re-mata los bienes naturales, nos re-mata la biodiversidad, nos re-mata la cultura, que nos re-mata la vida. Que la soja nos re-mata a todos y todas.

Como hace un año atrás, hoy seguimos denunciando que este modelo sojero, obscenamente celebrado en este remate por empresarios y autoridades de todo tipo, produce la concentración de la tierra y de los medios de producción, generando ganancia para unos pocos, a costa de la pobreza, el desempleo, la enfermedad y la contaminación de los bienes comunes como agua, suelo y aire.
Además, la instalación del monocultivo provoca la pérdida de biodiversidad, al reducirse la superficie de otros cultivos como arroz, maíz, girasol, trigo, algodón, etc. El campo hoy lejos de proveernos de alimentos como en otros tiempos, se ha convertido en exportador de forraje para alimentar los animales de Europa, China e India y en productor de biocombustibles.
La expansión de la frontera agrícola implica también el desmonte de nuestros bosques y el desplazamiento de miles de familias campesinas y comunidades de pueblos originarios.

Todos los días presenciamos en los pueblos de toda la provincia de Santa Fe las consecuencias que el “paquete tecnológico”  implantado por las grandes transnacionales implica para nuestra población:
En primer lugar, el aumento del desempleo en las zonas rurales, como fruto de este modelo que a través del sistema de siembra directa, propone una agricultura sin agricultores. En combinación con esto, la precarización extrema de las condiciones de trabajo en el campo, como recientemente se pudo comprobar en las instalaciones de la empresa Nidera, donde se mantenía a los trabajadores temporeros en condiciones de cuasi-esclavitud.
En segundo lugar, el uso de semillas transgénicas que generan una dependencia del productor respecto a las transnacionales que las venden y un cambio radical en la forma de producir alimentos. Y por último, vemos cómo se incrementan y empiezan a conocerse las graves consecuencias que las fumigaciones traen para el medio ambiente y la salud.

En ese sentido, el año pasado se dio a conocer (y se ratificó) un fallo judicial en la ciudad de San Jorge, en el que se prohíben las fumigaciones terrestres a menos de 800 metros del ejido urbano y las aéreas a menos de 1500 metros. Las organizaciones y vecinos autoconvocados pedimos una audiencia al gobernador Dr. Hermes Binner, para exigirle que tomara medidas y ampliara el fallo de San Jorge al resto de la provincia. El gobernador no sólo hizo caso omiso a nuestras recomendaciones, sino que a principios de este año hizo públicas sus intenciones de defender el modelo de contaminación al declarar que había que “desmitificar la toxicidad del glifosato”, un producto que hace tiempo está demostrado que es altamente tóxico.

En defensa de la vida, de la biodiversidad y de la soberanía alimentaría decimos NO a este modelo sojero de explotación y saqueo, y apostamos a la construcción de un modelo económico inclusivo, sustentable y en armonía con la naturaleza, que rescate lo humano de las relaciones de producción, y nos permita tener una vida digna y saludable, tanto a las generaciones presentes como a las futuras.

Espacio por la Biodiversidad Rosario:
Semillas de Rebelión
Socialismo Libertario
Foro por la Soberanía Alimentaria Rosario
El Grito de la Tierra de barrio Las Malvinas
ONG Conciencia Solidaria
Frente Popular Darío Santillán
Foro Ambiental Ciudadano


No hay comentarios:

Publicar un comentario